sábado, 28 de noviembre de 2009

EQUIPO PARA RECICLAR REFRIGERANTE


En el pasado, para hacerle servicio a un sistema, lo típico
era descargar el refrigerante a la atmósfera. Ahora, el
refrigerante puede ser recuperado y reciclado mediante el
uso de tecnología moderna. Sin embargo, los clorofluorocarbonos
viejos o dañados, no pueden ser reutilizados
simplemente por el hecho de removerlos de un sistema y
comprimirlos. El vapor, para ser reutilizado, debe estar
limpio. Las máquinas de recuperación /reciclado, están diseñadas para recuperar
y limpiar el refrigerante en el sitio de trabajo o en el
taller de servicio. El reciclado como se realiza por la
mayoría de las máquinas en el mercado actualmente,
reduce los contaminantes a través de la separación del
aceite y la filtración. Esto limpia el refrigerante, pero no
necesariamente a las especificaciones de pureza originales
del fabricante. El equipo que se muestra en la figura
9.7, es un sistema capaz de manejar los refrigerantes
R-12, R-22, R-500 y R-502.

Muchas de estas unidades, conocidas como unidades de
transferencias de refrigerante, están diseñadas para evacuar
el sistema. Esto proporciona una máquina recicladora,
capaz de regresar los refrigerantes reciclados a un mismo
sistema. Algunas unidades tienen equipo para separar el
aceite y el ácido, y para medir la cantidad de aceite en el
vapor. El refrigerante usado puede reciclarse mediante la
máquina recicladora, utilizando filtros deshidratadores recargables de piedras, y otros dispositivos que reduzcan
la humedad, partículas, acidez, etc. La separación de
aceite del refrigerante usado, se lleva a cabo circulándolo
una o varias veces a través de la unidad. La máquina
recicladora de un solo paso, procesa el refrigerante a
través de un filtro deshidratador o mediante el proceso de
destilación. Lo pasa sólo una vez por el proceso de
reciclado a través de la máquina, para luego transferirlo al
cilindro de almacenamiento. La máquina de pasos múltiples,
recircula varias veces el refrigerante a través del filtro
deshidratador. Después de un período de tiempo determinado,
o un cierto número de ciclos, el refrigerante es
transferido hacia el cilindro de almacenamiento.

La unidad que se muestra en la figura 9.7, es una unidad
portátil, pesa aproximadamente 39 kilos, y tiene una
capacidad de almacenamiento interna de 3.6 kg. Su
capacidad de almacenamiento externo es ilimitada. Opera
como una unidad de recuperación / reciclado, y cuenta
con un compresor de 1/2 caballo. Su capacidad de
recuperación es de aproximadamente 900 g/min. de cualquiera
de los refrigerantes.

En la parte del frente, tiene los manómetros de alta y baja
presión, así como los puertos de acceso, válvulas, interruptores,
selectores, luces indicadoras y el indicador de
líquido y humedad. En la parte baja tienen los filtros
deshidratadores.

En algunos equipos se puede recuperar refrigerante por
ambos lados, baja y alta, al mismo tiempo. Este procedimiento
evita restricciones a través de la válvula de expansión
o tubo capilar. Si el técnico recupera solamente por
uno de los lados, el resultado puede ser un tiempo excesivo
de recuperación o una recuperación incompleta. Por
lo tanto, las mangueras se conectan a los lados de alta y
baja del sistema de recuperación, y luego a través del lado
de alta y baja del sistema de refrigeración. Por ningún
motivo deberá removerse líquido del sistema en forma
contínua. La unidad está diseñada para recuperar vapor.
La recuperación inicial de refrigerante del lado de alta
presión, será de aproximadamente 200 psig.

Al operar la unidad y llevar a cabo la recuperación de
vapor, se alcanzará un punto cuando se haya completado
la recuperación, lo cual será indicado al encenderse una
lámpara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada